alimentos para la circulación

Alimentos para mejorar la circulación sanguínea

Cuando hablamos de circulación y/o mala circulación nos excusamos en el factor hereditario y genético de nuestra familia.

Y en buena parte tenemos razón. Se calcula que este factor multiplica por dos la incidencia de padecer mala circulación notando un leve incremento más en mujeres. Una vida sedentaria, malos hábitos alimenticios, consumir poco líquidos, dietas bajas den fibra y con pocos nutrientes para nuestro organismo y abusar del alcohol son factores que aumentan los síntomas.

Hinchazón, pesadez, entumecimiento, hormigueo en las piernas y a veces en manos y pies son algunos de los síntomas más comunes y fáciles de detectar cuando padecemos mala circulación. Pero que si no tratamos correctamente puede derivar en problemas de salud graves.

¿Pero sabías que en los alimentos tenemos un gran aliado para mejorar la circulación?

Muchos de los alimentos que tenemos al alcance poder ser muy beneficiosos para mejorar nuestro problema de circulación. Desde frutas, legumbres, frutos secos, tubérculos… Una gran variedad que incluyéndolos a tu dieta diaria son ideales para mejorar la circulación y te ayudarán a mantenerte saludable.

Alimentos que no pueden fallar para mejorar la circulación

Podemos mejorar la circulación sanguínea si comenzamos a realizar más ejercicios y mejorar nuestra alimentación. Muchos alimentos, que tenemos al alcance de las manos, son claves para mantener una buena circulación sanguínea y mejorarla, toma nota:

  • Naranjas y demás cítricos.

    La naranja y los limones son frutas con un alto contenido de Vitamina C. Fortalece las paredes capilares, evita la acumulación de placas en la sangre y ayuda a depurar nuestro organismo de toxinas lo que evita la retención de líquidos. Usa siempre fruta natural, olvida los zumos ya empaquetados. No aportan vitaminas pero si un alto contenido de azúcar.

  • Jengibre.

    Una raíz que posee múltiples beneficios para el organismo. Excelente analgésico natural que reduce el dolor y la inflamación. Consumirla de forma fresca ayuda al estómago a absorber nutrientes y oxígeno. Añádela a tus ensaladas, salsas y tés.

  • Nueces.

    El fruto seco por excelencia para mejorar la circulación. Aporta una buena fuente de vitamina B3 y omega 3 que refuerzan los estímulos de los vasos sanguíneos. Pero cuidado, su consumo debe ser limitado a cantidades pequeñas pues también son altas en calorías. Combina unas tres o cuatro nueces con tu yogurt natural o a tus ensaladas.

  • Semillas de calabaza.

    Desconocida para muchos, esta pequeña semilla poseen un alto contenido de Vitamina E que nos ayuda a mejorar la elasticidad en las venas y arterias, además de prevenir coágulos. Delicioso acompañante en tu yogurt natural, ensalada, sopas y bizcochos.

  • Ajo.

    El ajo es algo más que una simple especia que añadimos a nuestros alimentos para potenciar su sabor. Ayuda a limpiar la sangre y evita la acumulación de placas en las venas lo que favorece una circulación regular de las venas. Además de agregarlo en la cocción en tus alimentos, también es recomendable tomar cada mañana un diente de ajo en ayunas.

  • Tomates, sandía y melón.

    Estos alimentos son ricos en licopeno, un antioxidante que estimula la circulación sanguínea. Lo que evita la aparición de varices y coágulos.

No olvides: 

Consumir abundante agua, hacer ejercicio regularmente, reducir el exceso consumo de sal en tus comidas y consultar con tu farmacéutico. En Farmacia los Andenes te ayudamos a mejorar los primeros síntomas.