Consejos para la vuelta de vacaciones

Es un hecho que la vuelta de vacaciones no es algo fácil.

 

Adaptarse a la rutina cuesta y es por eso que en Farmacia Los Andenes queremos darte una serie de consejos que harán que resulte menos complicado y a la vez le aportarán a tu vida muchos beneficios.

Adquirir hábitos de alimentación saludables

Tras los típicos excesos que se llevan a cabo durante la época estival, es el momento de volver a la normalidad y cuidar nuestra alimentación. Si eres de los que no ha adoptado aún una dieta saludable éste es un momento perfecto para comenzara la vuelta de vacaciones. Lo ideal es consultar a un especialista que te guíe y te aconseje sobre qué alimentos o rutinas son las más recomendadas a la hora de comer sano.

Para empezar te damos tres pautas básicas:

  • Realizar cinco comidas al día. No es recomendable saltarse las comidas, ya que esto nos lleva a los atracones o al famoso picoteo, un hábito nada sano.
  • Consumir entre 2 y 3 litros de agua al día.
  • Incorporar a nuestra dieta al menos 5 piezas de fruta o verdura cada día.

Marcar una rutina de ejercicios adecuados a cada persona.

Es hora de moverse y qué mejor que hacerlo sabiendo que el ejercicio sólo nos aporta beneficios: libera endorfinas (la hormona de la felicidad), ayuda a mantener el peso corporal, reduce los niveles de ansiedad…y esto es una mínima parte de todos los beneficios que conlleva, ¡son todo ventajas!
No hace falta ser un experto para comenzar. Proponte al menos caminar media hora al día a paso ligero, a la vuelta de vacaciones y poco a poco incorpora diferentes rutinas a las que puedes acceder a través de internet y puedes realizar cómodamente en casa o, si prefieres un gimnasio, siempre encontrarás en él un experto al que consultarle qué ejercicios son los más adecuados para ti.

Dormir las horas suficientes.

Es normal que durante las vacaciones nuestros horarios cambien. Por lo general solemos acostarnos mucho más tarde y a la mañana siguiente pasamos unas horas más en la cama. Estos cambios pueden suponer un problema a la vuelta de vacaciones: problemas para conciliar el sueño, mayor dificultad para levantarnos, sensación de cansancio a lo largo del día. Es por eso que es recomendable que unos días antes de incorporarnos al trabajo o a las clases vayamos adaptándonos de nuevo a un horario correcto de descanso que nos permita dormir entre 7 y 9 horas al día.

Cuida tu piel y tu cabello.

El verano es tiempo de diversión y el buen clima propicia que casi el 100% de las actividades transcurran al aire libre. Esto implica la exposición al sol y tras la vuelta de las vacaciones, aunque hayamos sido precavidos, nuestra piel y cabello se resienten. Hay que tener presente que siempre debemos mantener hidratada nuestra piel y, que pese a que termine el verano, es recomendable no salir de casa sin protegerla de los rayos solares.

Nuestro pelo también necesita cuidados. El salitre y el sol en conjunto pueden hacer estragos en nuestro cabello, por lo que es recomendable a la vuelta de vacaciones hacer uso de mascarillas o tratamientos hidratantes al menos una vez a la semana.

No abusar del alcohol y la cafeína

Sabemos que la vuelta de vacaciones y a la rutina cuesta, pero te aseguramos que abusar del alcohol o la cafeína no va a ayudar, ya que pueden traer consigo nuevos problemas: nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, jaquecas… Si eres amante del café o de tomarte una copa, hazlo, pero siempre con un límite.

Oportunidad para llevar a cabo nuevos proyectos

El fin de las vacaciones es una excusa perfecta para comenzar una nueva etapa y con ello llevar a cabo nuevos proyectos que siempre hemos tenido en mente y nunca nos hemos atrevido a realizar. Proponte nuevas metas y haz un planning que te ayude a cumplirlas. Esto supondrá una novedad en tu día a día y te ayudará a realizarte a la vuelta de las vacaciones.

Ten en cuenta a los más pequeños de la casa

Aunque no nos demos cuenta, los niños también sufren al volver a la rutina. Para ello haz que se impliquen a la hora de hacer los preparativos de la vuelta al cole, motívalos para que sientan ganas de volver y se comprometan a dar lo mejor de sí de cara al nuevo curso. En los ratos libres no olvides planear actividades que los ayuden a distraerse y a no echar tan de menos las vacaciones.

 

Ante todo no olvides tener cada día un rato para ti. La diversión siempre es importante y ayuda a adaptarnos mejor a la rutina diaria y a hacerla más llevadera. Lleva a cabo tus actividades y hobbies favoritos, prueba nuevas experiencias, conoce gente nueva, etc.