Gripe o resfriado: ¿qué tengo?

Cuando llega el frío y los cambios bruscos de temperatura se hacen presente, nuestro cuerpo presenta malestares dando lugar a la gripe o resfriado.

En ocasiones la gripe o resfriado nos hace coger la cama por horas y hasta días lo que hace que nuestra actividad diaria se vea afectada. Pero en muchos casos no sabemos distinguir entre una y otra. Dando lugar a un mal tratamiento del mal estar.

Así puestos a ello empezaremos por aclarar que es cada uno:

  • El resfriado es una infección vírica de las vías respiratorias altas (nariz y garganta) y lo puede causar más de 200 tipos distintos de virus.
  • La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por el virus “Influenza”.

Ambos son infecciones que comparten ciertas características similares pero son enfermedades diferentes. Para las cuales los ANTIBIOTICOS no tienen efectos curativos. Al contrario son desaconsejables en estos casos por los efectos secundarios que producen y que en ocasiones pueden llegar hasta empeorar los síntomas.

Cuáles son los síntomas

Con los síntomas podemos reconocer fácilmente que afección se padece. Pues por general una gripe siempre presenta síntomas más severos que el simple resfriado…

  • La gripe muestra síntomas más comunes como son: fiebre (hasta 40º), dolor intenso de cabeza, dolor muscular, dolor de garganta agudo, tos seca y debilidad o cansancio general. Sus síntomas durar una media de 5 a 10 días y es muy contagiosa por lo que se transmite muy rápidamente.
  • Un resfriado origina síntomas un poco más leves o relajados como son: goteo y congestión nasal, estornudos, ojos llorosos, y en ocasiones alguna tos leve. Sus síntomas no suelen durar más de 5 días.

Pero si el mal estar persiste y además, presentas alguno de los siguientes síntomas es aconsejable que acudas al médico con urgencia para descartar posibles complicaciones:

  • Dolor torácico
  • Sensación de ahogo
  • Fiebre por más de 5 días
  • Dolor fuerte de oídos
  • Tos con vómitos o sangre

Tratamiento a seguir

Tanto para la gripe como para el resfriado es recomendable el descanso y la hidratación (dos litros de agua al día). Algún antitérmico que reduce la fiebre y en casos de tos seca persistente un antitusígeno para el caso de padecer gripe. En cuanto al resfriado no necesita ningún medicamento, pues se cura solo.

Recordar que los antibióticos están completamente descartados, pues no ofrecen ninguna mejora de la enfermedad.

Consejos para prevenir la gripe y/o resfriado

Tanto una enfermedad como otra pueden prevenirse y evitar su contagio. Solo debemos mantener unas sencillas recomendaciones y hábitos en el día a día para mantenernos a raya de las afecciones, toma nota:

  • Lavarnos las manos. Es importante lavarnos las manos antes de comer, después de saludar, al salir de sitios públicos… si no es posible lavarnos las manos en el momento recomendamos el uso un desinfectante a base de alcohol para deshacerse de los gérmenes.
  • Mantener una alimentación saludable. Ingerir vitaminas C, mucho líquidos. Y actividad física ayudan a mantener las defensas.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura. Una vestimenta adecuada a la época y protegernos de las gotas de la lluvia nos ayuda a evitar caer enfermos.
  • Reducir el estrés. Muchos estudios científicos han demostrado la relación que existe entre personas estresadas y el padecimiento de gripes y/o resfriados porque nuestro sistema inmunológico comienza a debilitarse más rápidamente.